Fotos de gatos jugando y ejemplos para diferenciar una pelea

Os ofrecemos fotos de gatos muy juguetones pero…

Fotos de gatos jugando
Gatitos pasándolo bomba.

¿Cómo diferenciar si los gatos discuten o juegan? A veces se complica porque pueden empezar jugando y acabar en una riña. Cuando los gatos se miren atentamente, sólo se lance uno de ellos, escuches bufidos y sobretodo si colocan las orejas hacía atrás y las pegan a la cabeza, posiblemente se estén peleando. En esos momentos debemos actuar, pero la pregunta es ¿cómo debemos actuar? En las fotos de gatos que tienen a continuación se ven claros ejemplos de que los gatos están jugando.

Ejemplo de un gato apunto de pelearse.

Gato adulto peleándose, no jugando
Gato apunto de arañar

La clave está en las orejas, hacía atrás y pegadas a la cabeza. Este gato está preparado para atacar o defenderse de un ataque. Se cree que el hecho de pegar las orejas a la cabeza es para dejar menos puntos débiles al «enemigo».

¿Cómo curar los arañazos por la pelea?

Antes de ponernos manos a la obra tendremos que estar seguros que las heridas no son de gravedad. En caso de duda siempre acudiremos al veterinario. Sí el corte es abierto y sangrante entonces no lo dudaremos. Si solo son pequeños arañazos y/o mordiscos los pasos a seguir serán:

  • Cortaremos con unas tijeras y con mucho cuidado el pelo de nuestra mascota.
  • Limpiaremos la herida con una gasa y suero siempre con mucho cuidado ya que seguramente le pueda doler a nuestro compañero.
  • Luego disolver hemos una parte de yodo por diez de agua y siempre intentaremos mantener está proporción. Impregnaremos otra casa con esta solución y la dispondremos encima de los arañazos.
  • Las curas se tienen que repetir como mínimo una vez al día hasta que los arañazos curen.
  • Sí nuestro compañero decide lamerse las heridas y por lo tanto evita su cicatrización tendremos que comprarle un protector de plástico para el cuello, por un poco que le guste.